Reflexión asténica

No termina de hacer calor. Me leo todas las secciones internacionales de la prensa para averiguar algo más del atentado que dejó casi una treintena de muertos en Chattisgarh, India, bastión de los rebeldes maoístas que desde hace años tiene en jaque al gobierno central. Esta vez han logrado llamar su atención matando a uno de los líderes del Partido del Congreso (el partido de Sonia y su hijo, Rahul Gandhi, el partido que está ahora en el poder) y provocando, una vez más una crisis que sin embargo apenas tiene repercusión alguna en los medios de comunicación españoles.

Rastreando la sección de internacional en diversos periódicos únicamente encuentro noticias sobre Europa, alguna sobre Siria, bien abajo, para que no nos creamos que se olvidan los medios de esta masacre que seguimos en riguroso directo, eso sí, el milagroso caso de un bebé nacido en mitad de un tornado, y la desgraciada muerte de una tía de Angelina Jolie días después que ésta comunicara su intervención preventiva. Fascinante, ¿verdad? Sólo en El país, y mira que me jode admitirlo con lo mal que me caen estos señores, máxime desde que forzaron a la gran Maruja Torres a marcharse, aparece un titular sobre el asunto: http://bit.ly/18m5JWH. Eso sí, el cuerpo de la noticia es más pequeño que el que hace referencia al rechazo al uso del condón que siente la industria pornográfica californiana. (La sinrazón también lo menciona, lo del atentado, no lo del porno, claro, pero a esos señores no quiero mencionarlos yo).

Si tuviera huevos los pondría sobre la mesa y apostaría que, si algún tipo de catástrofe natural hubiese sucedido en algún lugar remoto del subcontinente indio, entonces todos los medios, sin excepción, se habrían hecho eco del tema. En los cinco años que viví en Delhi recibí varias llamadas después de que hubiera un par de atentados en la ciudad. También las recibí tras el atentado de Bombay, que me pillaba a 1432 kilómetros y de donde salió Hope Aguirre en calcetines, y, algún freak de la información llegó incluso a escribir para preguntarme si me había enterado del último terremoto en la ciudad, temblores siempre leves, coletazos de los que se suceden habitualmente más al Norte, en el Hindu Kush, que de vez en cuando azotaban la megalópolis. Uno de ellos me pilló durmiendo, y el otro en un rickshaw: dado que mi sueño no es ligero y que los saltos del tuc-tuc sobre el no-pavimento deliniano me impedían percibir el temblor global, empañado por el propio, no me di cuenta de ninguno de los dos.

Por otra parte, es curioso como allí, por lo menos en mi época, lo que más se conocía de España en la India era el gran evento de la tomatina, sí, sí, ni los toros, ni la paella, ni la fiesta: la tomatina. Desconozco cuáles son las razones, supongo que se trata de una especie de analogía con holi, el festival del color, de la primavera (que aquí probablemente conozcamos gracias a un anuncio de telefonía móvil en la que el aparato sobrevive impoluto a los disparos de polvos de color de una multitud enloquecida) pero, en parte, se agradece que no te pregunten siempre sobre lo mismo. En este caso, yo no tenía demasiado qué decir acerca de la tomatina, fiesta que no entiendo y de cuyos orígenes ignoro los detalles.

jueves__41b56f822068654ba24f8cf18

Creo que a partir de ahora, teniendo en cuenta la última entrevista a Ansar, hablando español con un acento yanqui ridículo y obsceno, y los grandes titulares de Edmundo, El pis y la sinrazón, a dios pongo por testigo de que jamás volveré a leer más publicación periódica que El Jueves. De los informativos o noticieros noticiosos ya hablamos otro día, ¿si?

Anuncios

2 pensamientos en “Reflexión asténica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s