Escoger lo difícil

Acabo de ver un documental sobre Gloria Fuertes (http://bit.ly/1oqhWQw) que, verdaderamente, me ha venido de perlas, al pelo, cojonudamente. “Eñe de mierda o eñe de niño, que somos todos”, uno tras otro, sus versos, sobre todo sus versos más de verdad, los de mujer, no los de niños, han ido quitándole grisura al día. Mierda y niños, dos cosas que a lo largo del día han ocupado mis pensamientos. Aclaro que no padezco ningún tipo de trastorno intestinal, ni por exceso, ni por defecto; por el momento sólo la tos del fumador, de la que me hago enteramente responsable, me aflige. Su capacidad para conseguir que se me curve en la cara una sonrisa dudosa, en un día tan escatológico y juvenil, me resulta apabullante; no puedo comprender cómo, aunque escribió “Nací para poeta o para muerto,/escogí lo difícil”, los versos de la postista, tan valientes, tan puros, han podido caer en el olvido.

Como casi siempre que uno es distinto en este país de eñe, Gloria Fuertes ha sido convenientemente encorsetada y etiquetada, en este caso como autora de libros infantiles, a pesar de ser una de las poetas más excelentes que dio este país en los machacones años de la larguísima posguerra española. Extraña en el vestir, revestida de su propia coherencia, resulta todavía una figura estomagante para algunos que sólo recuerdan la parodia de Millán en algún programa de fin de año, allá a finales de los 80 (adjunto link, que no se diga: http://bit.ly/1g1SevC ). Sin embargo su aspecto y su mirada transmiten la tranquilidad de quien sólo se debe cuentas a sí mismo.

ImagenHacía tiempo que no me acordaba de ella, a pesar de que, en mis años de carrera, suyo fue el único poema que se me ocurrió escribir sobre el muro con el que tapiaron la cafetería de nuestra facultad, ¡oh día aciago!. Era uno de sus geniales”Autobios”:

Yo de adolescente era muy rara.

Cuando hacía la mayonesa con el periodo

se me cortaba,

la mayonesa, no la regla

No es de los mejores, lo reconozco, pero tiene esa esencia brutal, esa pureza de las cosas que se manifiestan a lo bestia; abierta en canal, sincera y sola como ella sola, la poeta recurre al humor, que no a la sátira, para no quebrarse en un mundo que ni la entendía ni podía entenderla. Escoger lo difícil, ¿quién dijo que fuera fácil?

Anuncios

3 pensamientos en “Escoger lo difícil

  1. Pingback: Los caballeros más casposos del reinado I | Próspera y los elefantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s